Nosotros

 

 

 

Hola! Mi nombre es Francisca, tengo 34 años, soy casada y tengo dos hijas, Emilia de 6 años, Sofía de 3 años y un niño en camino para el 2022. Soy arquitecto de profesión y el año 2016, cuando Emilia era bebé empecé con este emprendimiento.

Uma Baby es una marca de accesorios de bebé inspirada en mis hijas, y que nació en el camino que viví al convertirme en madre. Resulta imposible describirla a fondo sin contarles mi historia.

Siempre quise ser madre, pero no fue un camino fácil. Emilia fue concebida por fertilización in vitro, luego de varios años luchando contra la infertilidad por causa desconocida.

Cuando tenía un mes de vida, empezó a rechazar el pecho. Tenía hambre, intentaba darle y ella tomaba, pero al segundo de alejaba llorando. Estaba todo el día molesta y quejumbrosa. NADA la calmaba, era como si estuviese en guerra con su propio cuerpo.

Uno como mamá trata de proteger a su bebé como puede, quieres calmarlo, abrazarlo, pero la Emilia odiaba ser tocada y contenida. Todo la hacía llorar, y nada la calmaba. Los días se transformaron en una prueba de supervivencia. Con mi marido nos tomábamos turnos para estar con ella.

Empezaron las visitas al pediatra y los miles de exámenes. Le diagnosticaron alergia alimentaria múltiple severa. El pediatra gastroenterólogo que la vio había sido mi pediatra cuando yo era guagua, y en todos sus años de experiencia me dijo que la Emi era de los peores casos que había visto.

Su reflujo era tan severo que tenía su garganta toda herida, por eso le dolía tragar y amamantar. Su intestino tenía una inflamación severa (que se demoró un año entero en sanar). Empecé con la dieta del amor, me dieron algunos medicamentos y por fin sentí que todo se iba a solucionar, pero no fue así.

Las semanas pasaban, y seguíamos desesperados, tratando de hacerla sentir bien. Llegó un punto que ya no di más, ella no se estabilizaba con la dieta, y yo necesitaba medicarme por la depresión que todo esto me estaba causado. Fue cuando empezamos la transición a la fórmula y el siquiatra me mandó a salir de la casa y buscar alguna actividad para distraerme.

No estaba en mis planes emprender, pero tenía clarísimo que no podía volver a trabajar con mi hija así. Aún me quedaban algunos meses de post natal, y me inscribí en un curso de costura para distraerme.

Se dio todo super natural, y a la vez rápido. Me puse a hacer protectores de coche, porque fueron algo que necesitaba en su momento para mis paseos con la Emi. Y mientras me perfeccionaba, empecé a hacer más y más cosas.

La Emi tenía 7 meses y balbuceaba "uma" todo el día, y ahí vino el nombre Uma Baby. Renuncié a mi trabajo de arquitecta y me lancé a emprender.

Con la Fórmula la Emi lentamente se estabilizó, y cuando tenía alrededor de 9 meses, sentí por primera vez que podía disfrutar a mi guagua. Salir con ella sin preocupaciones, abrazarla sin que llore. De ahí en adelante todo mejoró y Uma Baby sirvió para darme contención y un espacio para sanar mis heridas.

La Emi superó su alergia por completo al año y medio. Todo lentamente mejoró y me concentré por completo en hacer crecer a Uma Baby.

Cuando Emilia tenía 2 años empezamos a pensar en darle un hermano. Tenía un embrión congelado, y tenía claro que no quería más tratamientos, así que para marzo del 2018 programé la transferencia. Para sorpresa de todos, ese mes me había embarazado de manera natural. 

Fue un embarazo difícil, casi 5 meses con hiperemésis, que me dejaron en cama y hospitalizada, el resto del tiempo en reposo por contracciones. Tuve depresión pre parto (si, existe y es mas común de lo que creen) y viví angustiada los 9 meses pensando en cómo podria sobrevivir tener otro bebé con alergia (las probabilidades eran de un 30%)

En octubre del 2018 nació Sofía.  También le diagnosticaron alergia, peor que su hermana, pero yo ya sabía perfecto que hacer. A sus tres semanas de vida empezamos con fórmula especial y el cambio fue del cielo a la tierra. Lo que me demoré meses con la Emi con la Sofi se solucionó en días!

Ella es una guagua feliz, le encantan los brazos, solo llora si tiene hambre, y ha cambiado totalmente la manera en que veo la maternidad. Si bien ser mamá de dos es difícil, a ella la he disfrutado demasiado. Me detengo a pensar a veces cómo fue que se dio la coincidencia de que ella haya llegado justo cuando iba a usar mi embrión congelado, todo pasa por algo!

La Sofi me ha enseñado a disfrutar la maternidad, ha cambiado todo en mi y siento que el destino la puso en mi camino. Las vueltas de la vida son realmente increíbles, y si bien todo lo que viví me cambio para siempre y me dejó heridas que creo nunca van a sanar, gracias a ellas tengo a mis dos hijas maravillosas y este emprendimiento, el cual le ha dado un propósito a mi vida y me ha ayudado a sanar y a convertirme en la persona que soy hoy.

Así como van creciendo mis hijas, también lo hace Uma Baby. Hoy contamos con una línea completa de ropa, accesorios y zapatos desde recién nacido hasta los 6 años. Mis hijas y yo probamos cada producto para antes de ofrecerlo, de manera de poder garantizarles que cumple con todos los requisitos que ustedes necesitan.

Nuestro equipo también ha crecido, contamos con 5 costureras, alianzas con couriers, un showroom en Lo Barnechea donde trabajamos 4 personas, y una tienda física en el Mall Vivo los Trapenses.

Cuando se trabaja desde el corazón y sacas de tus hijas la inspiración y el cielo es el límite. Las invito a ver nuestros lindos productos!

Un abrazo!
Francisca, Emilia y Sofía