Garantía calzado

Existen varios tipos de garantías según el tipo de problema que tengas con tus productos, estas se detallan a continuación:

 

PRODUCTOS CON FALLAS O PROBLEMAS DE FABRICACIÓN

Productos nuevos o que luego de ser usados, presenten alguna falla de fábrica o deficiencia en la fabricación no atribuibles a deterioros por un hecho imputable al consumidor. 

En el caso de nuestro calzado, se consideran como defectos de fábrica, cuando el zapato estando nuevo, presente alguna de las siguientes fallas: 

    • Velcro descosido, roto o que no pegue.
    • Elástico roto en talón o empeine.
    • Suela exterior despegada en tallas Toddler o descosida en tallas Baby y Kids.
    • Costuras descosidas que afecten la integridad del zapato.
    • Plantilla despegada en bordes en linea Baby y Toddler (viene pegada solo en el centro).
    • Suela exterior curva en línea Baby (puedes leer al respecto en el siguiente link).

 

Plazo para hacer válida la garantía

Seis meses (para compras recibidas desde el 24 de marzo de 2022) desde la fecha de recibido el producto (si es un retiro, el plazo corre desde que el cliente recibe la notificación para ir a buscar su producto).

Recuerda que la garantía legal no es válida si el producto no te gustó o no te quedó bien la talla o modelo.

 

Fallas no cubiertas por la garantía luego del uso

Velcro

Con el tiempo el velcro puede dejar de pegar por temas de mantención y uso, y no necesariamente por falla. Por ejemplo si este tiene suciedad atrapada, tierra, hilachas o cualquier elemento externo que esté alterando el pegado de este, ya sea en la tirita o en la parte que esta se adhiere. En este caso, debes mantenerlo limpio para que no se altere su funcionamiento.

La tirita también puede empezar a "soltar" pelusa del velcro, esto es por el constante pegado y despegado. Esto no afecta el uso y puede recortarse con una tijera.

Si tu velcro no tiene adherencia por alguna de las razones anteriores, puedes reemplazarlo fácilmente con una maquina de costura casera, zapatero o en algún lugar donde realicen arreglos de costura.

Puedes leer respecto de cómo mantener el velcro en nuestra sección de "Limpieza y Cuidado"

 

Desgaste general del calzado (pérdida de color, peladuras, rotura de costuras, roces y hoyos en punteras)

El calzado desgastado o descosido por roce, ya sea de goma, cuero, microfibra, lona, o la mantención inadecuada no se considerará falla aún teniendo pocos días de uso. 

La microfibra de nuestro calzado vegano también puede desteñirse un poco con el sol, agua o el uso en las zonas de mayor roce, ya que es un material teñido tipo "jeans".

Estos zapatos no son aptos para ser arrastrados en bicicletas sin pedales, scooters o similares. Para evitar esto se requieren punteras reforzadas y como marca no las utilizamos ya que disminuyen la ergonomía del zapato. Si tu hijo juega en el suelo, y si este es de cemento o algún material que genere roce, el zapato se puede pelar y es normal. Si esto es excesivo puede ir pelando todas las capas de materiales hasta dejar un hoyo. Para lo anterior se requiere una abrasión intensa o prolongada.

Si tu peque juega mucho en el suelo te recomendamos los modelos que vienen con puntera y banda de microfibra, la cuál es extra gruesa y resiste muy bien el roce . Estos calzados tienen cuatro capas de material (banda perimetral, puntera, upper y forro interior, por lo que resisten más, versus los que son solo dos capas (upper más forro interior). De todas formas es inevitable que el color se pierda ya que es una capa superficial.

Los pliegues, grietas o líneas que vengan en el cuero exterior o se formen luego de usarlo tampoco son cubiertas por la garantía. Estas se forman naturalmente con el uso y manejo del zapato. Recordar que es un producto hecho a mano, y si bien usamos cuero liso, este puede presentar imperfecciones y marcas, especialmente al ser usado.

Luego, el cuero natural y la microfibra no existe en colores, y el tono se da pintando el zapato con distintos procesos. Es absolutamente normal que pierda el color y no es indicador de la calidad.

Nuestro calzado está pensado para que el niño lo domine y por ende es inevitable que lo gaste. Es un calzado que invita al niño a realizar movimientos y posiciones con el pie que con otros no podría hacer, por ende es mucho más propenso a gastarse y tiene una duración inferior al calzado tradicional. El nivel de desgaste dependerá de las actividades que realice el niño y en la etapa de la marcha que se encuentre, no necesariamente del tiempo de uso o su calidad.

Los roces y peladuras por gateo tampoco se consideran en la garantía. Recordar que no son "gateadores", es más, recomendamos que en esta etapa de la marcha los niños estén descalzos, y recién usen su primer par cuando empiecen a caminar. Es por eso que nuestro calzado parte en la talla 19, y tenemos muy pocos modelos en talla 18 para niños de percentíl pequeño o que caminan muy anticipadamente

Ya soy madre de dos niñas, así que he pasado por muchos tipos y marcas de zapatos y sandalias!  Todos se han pelado en la punta, en mayor o menor grado según en qué etapa de la marcha se encontraba mi hija y el lugar de uso. La primera vez quedé atacada, pero luego comprendí que es normal. Es imposible mantener el zapato perfecto en un niño pequeño!! Aunque reconozco que me encantaría que así fuera, y para eso habría que usar materiales sintéticos, gomas y plásticos que no son beneficiosos para el desarrollo del pie.

 

Problemas producto de una mala mantención o limpieza:

Tenemos instrucciones claras y detalladas de cómo se deben limpiar y mantener los zapatos. No seguirlas puede provocar daños irreversibles en el calzado. Es responsabilidad del cliente informarse respecto de cómo mantener el calzado ya que contamos con todo explicitado en nuestra web en diversos links. Puedes leerlas aquí

 

Hongos

Los hongos aparecen por exceso de humedad al interior del zapato, en nuestra sección de mantención y limpieza está especificado cómo evitarlos, por ende su aparición no se considera falla del zapato. 

 

Pliegues  en el perímetro de la suela interior de calzado línea baby

Las suelas línea baby son más anchas y largas que el tamaño interior del zapato, esto ya que van curvadas en todo su perímetro para tapar las costuras de la suela exterior. Por eso es normal que veas pliegues y que notes que va un poco más grande que el zapato. Esto no produce molestias ya que la medida interior de la talla no considera el espacio perdido por este efecto.

 

¿Qué debes hacer?

Notificarnos al correo contacto@umababy.cl , donde debes enviar:

1. Copia de la boleta de compra.

2. Fotos y/o videos donde se vea la falla y el calzado completo por todos sus lados.

3. Descripción de lo sucedido.

Si con esta información se comprueba que es una falla de fábrica no atribuible a un hecho imputable por el consumidor, procederemos a darte tres opciones para que elijas, reponer el producto, arreglarlo o hacer la devolución del dinero.

Si por el contrario existe duda de la falla vamos a pedirte que nos hagas envío del producto pagado para revisarlo y darte una respuesta. Según tu comuna o ciudad te indicaremos dónde y cómo enviarnos el producto.

Umababy se reserva el derecho a no aceptar como falla lo indicado por el cliente, si este no cumple con nuestras condiciones. En ese caso deberás hacerte cargo de venir a buscar tu producto o solicitar su envío de regreso pagando el costo asociado.

Si se confirma la falla, procederemos a hacer válida la garantía y te reembolsaremos el valor del envío.

Si no se envía la información solicitada y fotos claras de la falla, o se solicitan mayores antecedentes, y el cliente no lo envía dentro del plazo de la garantía, está no podrá hacerse válida, sin excepciones. 

La opción de devolución de dinero tiene un tiempo de procesamiento de 5 días hábiles desde que es solicitada.