El Parto de mi Sofi, Parte 1

Publicado por Francisca Gantz en

Nunca me había atrevido a hablar de esta experiencia, solo lo hice de forma superficial, fue algo que como mamá me marcó muchísimo, pero ya es una parte de mi historia al fin siento que puedo compartir.
.
La Emi fue in vitro y con cesárea programada. La Sofía? Todo lo contrario. Me daba miedo tener un parto normal post cesárea pero mi gine me insistía que si se daban las condiciones lo intentáramos. Y sino, programaríamos cesárea desde la semana 39. La incertidumbre me estaba matando! Y le tenía pánico al parto normal porque jamás creí que podría tener uno (el porqué es historia para otro post o quizás lo ponga en los comentarios si les interesa).
.
Fue un embarazo difícil. Con hiperemesis 6 meses. No daba más ! El día de mi control de 37 semanas, entrando a la consulta sentí como que me hice pipí (pero muy leve). Se lo comenté al doctor y me hizo un test. Era líquido amniótico, así que me mandó a la casa a buscar mis cosas y a hospitalizarme por 24hrs a ver si empezaba con parto espontáneo.
.
4pm y yo en mi pieza en la Clinica. Tenía un poco de dolor, pero nada que implicara pre parto. Tipo 10pm empezaron más y más contracciones, venía mi sofi!! Cesárea? Ni hubo tiempo para discutir eso. Ella venía con su cabecita encajada perfecto y estaba con 3kg y 50cm. En un par de horas ya estábamos en sala de parto. Pedí la epidural tipo 230 am. Me sentía como “congelada”, entregada a lo que venía, no podía ni pensar. Ni me había preparado para un parto normal, no tenía plan de parto ni nada!.


A las 8am estaba lista, 3 pujos y salió mi Sofía, preciosa, peladita y directo a mi pecho. Fue como un sueño, no sentí nada fue todo rápido y fácil (de verdad sentí que fue como un trámite, ni siquiera tuve 1 punto), pero venía un cambio de planes radical que jamás imaginé.

Llevaron a examinar a mi Sofía, y empezó mi pesadilla. No estaba respirando bien solita, necesitaba oxígeno e ir a hospitalizarse a la Neo por líquido en los pulmones. Así fue como mi parto espontáneo de ensueño dio su primer giro... y me fui a la pieza sola, sin mi guagua, sin saber lo que estaba pasando cuánto tiempo pasaría hasta poder verla.

 

Leer más →

Mi Historia Parte 3

Publicado por Francisca Gantz en

La Emi superó su alergia al año y medio. Todo lentamente mejoró y me puse a full las pilas con Uma Baby.

Cuando tenía 2 años empecé a pensar en un hermano. Tenía un embrión congelado, y sabía que no quería más tratamientos, asi que en marzo del 2018 fui a ver a mi ginecólogo para programar la transferencia. Tenía que esperar la regla, y ese mes no llegó. Nunca me cuidé después de la Emi y jamás se imaginé que podría embarazarme de manera natural luego de tantos años. Pero bueno, me hice un test y la rayita se marcó de inmediato, para no creerlo.

Fue un embarazo difícil, casi 5 meses con hiperemésis, que me dejaron botada en cama y hasta hospitalizada, y el resto en reposo por contracciones. Tuve depresión pre parto (si, existe y es mas común de lo que creen) y viví angustiada los 9 meses pensando en cómo podría sobrevivir la alergia por segunda vez (las posibilidades eran de un 30%).

Finalmente, Sofía sí tenía alergia, peor que su hermana, pero yo ya sabía perfecto que hacer. A sus tres semanas de vida empezamos con fórmula especial y el cambió fue del cielo a la tierra. Lo que me demoré meses con la Emi con la Sofi se solucionó en días!

Ella es una guagua feliz, le encantan los brazos, solo llora si tiene hambre, y ha cambiado totalmente la manera en que veo la maternidad. Si bien ser mamá de dos es difícil, a ella la he disfrutado demasiado. Me detengo a pensar a veces como fue que se dio la coincidencia de que ella haya llegado justo cuando iba a usar mi embrión congelado. Y vuelvo a lo que les dije en la primera parte de esta historia, todo pasa por algo.

La Sofi me ha enseñado a disfrutar la maternidad, y siento que el destino la puso en mi camino. Las vueltas de la vida son realmente increíbles, y si bien todo lo que viví me cambio para siempre y me dejó heridas que creo nunca van a sanar, gracias a ellas tengo a mis dos hijas maravillosas y este emprendimiento, el cual le ha dado un propósito a mi vida y me ha ayudado a sanar y a convertirme en la persona que soy hoy.

Leer más →